—¡Gaviotas!
—¡Ey, compañeras! Ahí está otra vez la niña que quiere volar.
—Ya tengo alas. ¿Ahora qué tengo que hacer?
—Agítalas arriba y abajo.
—Lo intento, pero no pasa nada.
—¿Y ahora qué le digo?
—Ya te lo dije la otra vez: que no es un pájaro, que no puede volar.
—Es que tiene tanta ilusión…
—Es que los humanos lo quieren todo, nunca se ven satisfechos.
#buenosdiastengais #KathyHare

Ilustración: Kathy Hare