Parece que la poesía está de moda. Aumenta el número de poetas y de lectores de poesía. No hace tanto, a la mayoría de la gente le intimidaba, le aburría; la rechazaba. Hay quien dice no entenderla. Sin duda, busca en ella lo que está lejos de su esencia. La poesía solo quiere ser sentida. El fatigoso trabajo del buen vate es algo que no debe impactarnos la primera vez que leemos un poema. No es esa la finalidad de arte alguno. La finalidad del arte es hacernos la vida más bella, ayudarnos a comprenderla, incitarnos a recapacitar. Visto así, ¿no es la poesía una de las artes más completas? El arte, además, nace de la necesidad del artista de comunicarse, de comulgar con el espectador, escuchante o lector. De modo que puesto que hoy es el Día Mundial de la Poesía, no encuentro forma más acorde de celebrarlo que releyendo y publicando en mi blog un poema de mi admirado Luis Cernuda.

El viento y el Alma

Con tal vehemencia el viento
Viene del mar, que sus sones
Elementales contagian
El silencio de la noche.

Solo en tu cama le escuchas
Insistente en los cristales
Tocar, llorando y llamando
Como perdido sin nadie.

Mas no es él quien en desvelo
Te tiene, sino otra fuerza
De tu cuerpo es hoy cárcel,
Fue viento libre, y recuerda.

LUIS CERNUDA
De “La Realidad y el Deseo”