-¡Cómo han cambiado los tiempos! El primer corazón que reparé fue el de un hombre que quedó viudo a los treinta años.
-¿A éste qué le pasó?
-Su dueño tuvo un accidente de monopatín.
-¿Está grave?
-Rompió un brazo. Sus padres le han prohibido usarlo, eso lo ha destrozado.
#buenosdiastengais #CharlesHGeilfus

Ilustración: Charles H. Geilfus