-¿Por qué te has hecho granjero?
-Me estoy haciendo mayor. Necesito la calidez de un hogar.
-¿Consideras mi establo un hogar?
-Cálido y confortable, además estás tú.
-Para una vaca no está mal, pero para un hombre…
-¿Y por qué un hombre ha de necesitar más que una vaca?
-Tienen mayores aspiraciones.
-¿Puede haber mayores aspiraciones que comer y dormir, descansar y tener una compañía agradable?
-Para los humanos sí.
-Soy un gnomo.
-Ya decía yo…

Ilustración: Lennart Helje