-Mayo. ¿Dónde estás?
-¿A que no me encuentra?
-¡Maayo! Ven a la correa que es hora de salir.
-¿Parque o monte?
-¡Hala, anímate! Vamos hasta el parque.
-Entonces prefiero seguir jugando al escondite.

Ilustración: Victoria Kirdiy