-Zzz, zzz, zzz.
-¡Socorro! El bebé se durmió. Va a caerse. ¡Pobre de mí! ¿Qué hago? Tan sólo soy un muñeco de peluche al que nadie oye.
-¡Oki, no grites que me despiertas!

Ilustración: Eisaku