-Snif, snif. ¿Kiko, eres tú? Me despista el olor a pollo asado.