-Hola perro lindo, ¿cómo te llamas?
-Kurt.
-Creo que me está intentando decir algo.
-Que le lances el conejo.
-¿A Yispi? Nunca me separo de él.
-Tampoco Kurt de su pelota, pero te la dejará.
-No es lo mismo. Yo no se la morderé.
-Aunque lo hagas no le importará.
-¿Me estás diciendo que tu perro es más generoso que yo?
-Y que yo, y que cualquier otra persona.

Ilustración: Alina Chau