“La mente creativa aleja el dolor».
Ilustración: M. Sasek