-¡Aquí está, Polinesia Francesa!
-Tan lejos debe de costar mucho dinero ir.
-Yo iré en autoestop y después de polizonte. Venderé por Internet los cuadros que pinte y con lo que gane te pagaré el viaje.
-¿Y si fracasas?
-A Gauguin le salió bien. Papá dice que hay que aprender de la experiencia ajena.

Ilustración: Emilia Dziubak