-¿Te gusta mi vestido nuevo?
-Mi cabeza está diseñada para preguntas más complejas, esa es una simpleza.
-¿Te vestido mi nuevo gusta?

Ilustración: Victoria Kirdiy