-¡Guau, amigos, esta debe de ser la habitación de los juguetes!
-Lo es, lo es, Je, je. Pero no podéis decir que os traje yo; los gatos tenemos prohibida la entrada.
-Descuida, Mefisto, no te delataremos.

Ilustración: Bill Bell