-¡El agua está buenísima!
-Buenísimo está él.
-Para ti, yo me quedo con Sebas.
-No sé qué le ves a Sebas, nunca tiene nada que decir.
-Porque es muy tímido.
-¿Para qué quieres un novio tímido?
-Para que no se atreva a decirme que no.

Ilustración: Virpi Pekkala