-¿Este que está contigo quién es?
-Un novio que tuve antes de tu padre.
-¿Entonces por qué dices que soy todavía una niña para enamorarme de Julián?
-Eran otros tiempos, Amalia. A las mujeres solo nos educaban para ser esposas y madres.
-Yo quiero ser como tú.
-Yo quería ser enfermera, como Ingrid Bergman en «Por quién doblan las campanas».
-¿Enfermera?, ¡No lo sabía!
-Hay muchas cosas que no te conté, pero aunque tienes muy pocos años para echarte novio, tienes suficientes para que te las cuente.
-¡Cuenta, cuenta!
-Yo siempre quise ser una mujer independiente, como las de las películas que veía en mi juventud. Y eso tienes que ser tú.
-¿Y qué tengo que hacer?
-Seguir estudiando.

Ilustración: Margaret W. Tarrant