-Seremos amigas hasta la muerte.
-Y viviremos en el campo.
-Y nos echaremos en la yerba a mirar el cielo.
-¿Y de qué viviremos?
-Cultivaremos un huerto y venderemos lo que dé en el mercado semanal y en las tiendas del pueblo.
-No sé si funcionará. Casi ya no queda nadie viviendo aquí, para cuando seamos mayores tal vez seamos las únicas habitantes.

Ilustración extraída de la página de Barbara Maule, Pinterest.