-¡Hola! ¿Adónde vas?
-¡Hola! Vengo de casa de mis abuelos. ¿Tú?
-Yo no tengo abuelos.
-¡Ah!
-¿Ese es tu padre?
-Mi tío.
-Yo no tengo tíos.
-Vaya…
-Voy de vacaciones con mi padre.
-¡Qué suerte que tienes padre!
-¿Tú no?
-¡Sí, claro!
-¿Entonces por qué te alegras de que yo lo tenga?
-Temí que no tuvieras a nadie…
-Sólo lo tengo a él, ¿sabes? Mi madre es alquilada.
-¿Y tú también?.
-No, yo no. Lo es el apartamento al que voy.

Ilustración: Freya Blackwood