-¡Samba, ya estoy en casa!
-¡Guau!
-La próxima vez me negaré a ingresar sin ella.
-No puede ser, Amalia. Ya lo discutimos muchas veces.
-El doctor Justo dice que la compañía de Samba me beneficia.
-Los perros transmiten enfermedades.
-Pero los hospitales viven de ellas.

Ilustración: Patrice Barton