-Hola Alfredo. ¿Es un violín lo que llevas ahí?
-Sí.
-Me alegra montón te hayas inclinado por él.
-Bueno… no es exacto.
-¿No decidiste que es tu música preferida?
-Decidí que lo eres tú.

Ilustración: Ilutración y Pintura Segaley

Este cuento está dedicado, en especial, a la artífice de su ilustración, Helena Segura Alemany, que me dijo una vez: “A ver si un día mis dibujos acompañan a tus bellas historias”. Un placer, Helena, porque tus dibujos son bellas historias.