-No volveré a dejarte solo.
-El lunes tendrás que volver a la guardería.
-Lo llevaré conmigo.
-No puedes.
-¡Pues no voy!
-Papá y yo no podemos dejar de trabajar para atenderte.
-Si no tenéis que pagar la guardería a lo mejor uno puede quedar.

Ilustración: Freya Blackwood