-Muy bien, Lorna. Ahora tienes que hacer con tutú el paso que te enseñé.
-Estoy ridícula.
-No estás ridícula. Estás muy graciosa.
-¿Y dónde está la diferencia?
-En el diccionario.

Ilustración: Ilustración Y Pintura Segaley