«Es más fácil cambiar el pasado para situarnos en el presente que aceptar en lo que nos convirtió».
Ilustración: Yelena Bryksenkova