-Come primero las croquetas.
-Luego no me cabrán los garbanzos.
-Se supone que no te gustan los garbanzos.
-Los domingos sí.
-¿Y por qué los domingos sí?
-Porque los mastico.
-¿Y por qué no los masticas por semana?
-Los del colegio no puedo.

Ilustración: Maike Plenzke