-¿Así?
-No está mal.
-¿Y ahora?
-¿No te sientes ya mejor?
-Pues… no
-Algo no haces bien.
-¿Creías que solo por sentarme como tú dejaría de sentirme infeliz?
-Si no intentabas complicarlo más, sí.

Ilustración: Pascal Campion