-Ya puedes echar la empanadilla, Nora.
-¡Qué sorpresa se van a llevar los papis!
-«¡Qué rica, comida casera! En esta casa me estaban envenenando».

Ilustración: pp.vk.me