«La tristeza es un estado de ánimo tan válido como otro cualquiera, pero ay del que la haga permanente».
Ilustración: Quentin Gréban