«A mi Nochebuena le queda poco de la que fue. Aún así, le queda lo más importante y sigue siendo la mía».
Ilustración: Pascal Campion