-Pensar que hay gente a la que no le gusta la Navidad…
-A ti misma.
-¿A mí? De niña la adoraba.
-Pues quizá debas pararte a pensar qué te parece ahora.
-¿Por qué dices eso?
-Porque anoche no estuviste muy amable durante la cena en casa de mis padres.

Ilustración: Pascal Campion