Sentada al abrigo de la solana. Viento, lluvia, sol. Toya y su balón. Paz. Atraparía el momento para el mañana. Sólo tengo a mano el teléfono móvil y la memoria. La palabra escrita, también.

Imagen: Fototeca propia