-Ya está. En veinticuatro horas te entregarán la compra.
-Gracias, Amadeo. Deseo, también, hacer una donación a Médicos sin fronteras. ¿Sabrías?
-¡Por supuesto, abuela!

Ilustración: clubediba.com