-No insistas Marilú, no voy a darte cereales.
-Si son buenos para ti, también para mí.
-Yo tengo que hacerme un hombre, ¿no querrás hacerte tú?
-Preferiría seguir siendo hembra.

Ilustración: Pinterest