-Yo también quisiera tener un perro.
-En el albergue que estaba Bribón, había para elegir. Fue muy difícil decidirme por uno.
-No sé cómo convencer a mis padres.
-Sólo tienes que conseguir llevarlos hasta allí. Del resto se encargarán los perros.

Ilustración: sulromanzo.it