«Una alta sensibilidad bien gobernada es fuente de plenitud»
Ilustración: duitang.com