-Qué bellos días de invierno estamos pasando este año, ¿verdad Tomasín?
-Yo estoy preocupado por mis compañeros.
-¡Pero si no tienes!
-¡Claro que tengo! Mis congéneres.
-No los conoces de nada.
-¡¿Y eso qué importa?! De estar en su lugar, a mí me gustaría que se preocuparan por mí.
-¿Y de qué serviría?
-Con amos como tú, de nada.

Ilustración: Briony May Smith