-Abuelo, qué bien que hayas venido a vivir con nosotros. ¿Te vas a quedar hasta que yo sea mayor?
-No dispongo de tanto tiempo.
-¿Entonces, a dónde te irás?
-Llevo toda la vida preguntándomelo.

Ilustración: sulromanzo.it