«A escribir te empuja una pulsión interior irrefrenable».
Ilustración: Barbara McClintock