-Tomás, mira que enternecedor.
-¿El qué?
-Ese patito con su padre.
-No me dice nada. Carezco de instinto paterno.
-¡Buf, tenemos un problema. Yo no tengo instinto de mártir.

Ilustración: Pascal Campion