-Hoy vas solo al cole, Hugo.
-¡No! ¿Por? ¿Qué te hice? ¿Ya no me quieres?
-No tengo nada contra ti. Es porque me sumo a la huelga en defensa de mis derechos de mujer.
-¿Y por qué no se lo dijiste a mamá para que me llevara ella?
-El feminismo de las madres es muy frágil. Temí pensara que era más importante acompañarte a clase que ir a la manifestación.
-¿Y no lo es?

Ilustración: Virpy Pekkala