¿Acaso es malo no albergar rencor?

Ilustración: Shawna Erback