-Matilde, tenemos que empezar a pensar en separarnos.
-…
-Sí, ya sé que no quieres. Yo tampoco, Matilde, pero no me conviene seguir jugando contigo.
—…
-¿Que no lo comprendes? Eres un juguete sexista.

Ilustración: vk.com