¿Acaso no es poesía la propia vida vista con el candor de la inocencia?

Ilustración: Phyllis Harris