«Son los rostros juveniles los que muestran la esencia de la persona. En lo años sucesivos otros atributos irán sumándosele hasta encubrirla».
Ilustración: Miro Hirano