-¿Tú sabes qué les pudo pasar a Agus y a Ainar para que se aficionaran de repente por la lectura?
-Les dije que el Joker nunca había leído un libro.

Ilustración: Agustín Comotto