«Aladino y lámpara maravillosa también le encantaba: pedíamos nuestros propios deseos y enseguida entendimos que desear —que desear bien— es de las cosas más difíciles del mundo y que, cuando elegimos satisfacer un deseo, nos quedamos desnudos y mostramos el significado de lo que es para nosotros la riqueza y la pobreza».

MARTA SANZ
Black, black, black

Ilustración: Cusom