-¡Déjame a mí!
-Koke no es tuyo.
-Pero yo también quiero que me obedezca.
-Pues búscate otro perro.
-Es de la familia, nos lo regaló tía Flora.
-Me lo regaló a mí.
-Porque estabas enferma.
-Pues prueba a ponerte malo tú a ver si te regala uno.

Ilustración: Honor C. Appleton