-Todo perfectamente lavado, Ginebra.
-Victoria pírrica, mamá.
-¿Pírrica por qué? Querías aprender a poner la lavadora y lo hiciste muy bien, considéralo una victoria a secas.
-Imposible. Aprender a poner la lavadora siendo mujer, siempre será una victoria pírrica.

Ilustración: Pinterest