-Chico, no haces honor a tu generación.
-No crea, aprendí a leer en un aparato como el suyo. Tuvieron que operarme tres veces de la vista.
-¡Oh, Dios! Gracias por advertírmelo. Quizá sea la causa de mi catarata.
-No se preocupe, lo suyo es consecuencia de la edad. Ante esa de nada sirve ser moderna.

Ilustración: Kindle