Os escribía anteayer que Gustavo Mazali estaba realizando una ilustración para la cabecera de La escritura es un estado. Mi compañero creativo me ha regalado el día con el envío de la misma.

Así es como él ve mi atelier de creación. Estoy de acuerdo. Su imagen transmite, en efecto, lo que hay encima del escritorio y, asombrosamente, también lo que hay dentro de la escritora. No me preguntéis cómo lo ha conseguido.

En otras palabras, Gustavo le ha dado a mi lugar de trabajo un aspecto de cuento, los cuentos que habitan en mí.

Con este nuevo diseño de cabecera doy paso a una nueva etapa en mi vida de escritora, la de Elma&Gus de la que os haré partícipe en La escritura es un estado.

Por último, os confirmo que a a partir de mañana retomo la publicación diaria de los microcuentos. A propósito, quiero agradeceros el entusiasmo y la fidelidad que mostrasteis leyendo los anteriores. Ojalá en esta esta ocasión logre seguir entreteniéndoos.

Ilustración: Gustavo Mazali