—¿Está buena la leche?
—Pbla, pbla, pbla, pbla…
—¿Tú crees que mañana hará bueno?
-Pbla, pbla, pbla, pbla…
-Al menos nos queda esta casa, ¿verdad Dina? Ella no va a dejarnos.
-Pbla, pbla, pbla, pbla…
—Si fueras una gata educada dejarías de beber para responderme.
—«¡Qué pesado! Si no fuera esta casa yo también lo abandonaría, pero soy una materialista».

Ilustración: Pascal Campion