-No comprendo por qué los hombres creen que son el centro de nuestras vidas.
-Porque nosotras somos el suyo.

Ilustración: Caroline Maréchal