-Me dijiste que no salíamos porque tenías que trabajar.
-Y así era.
-Y si ya no es, ¿por qué no salimos?

Ilustración: Yayao Ma